Your Cart

Vaqueros:


Son el equivalente, en sastrería, del amor de tu vida.


Fiables. Dignos de confianza.


Siempre están ahí en un día lluvioso y te cubren la espalda (o el trasero) cuando estás luchando por pensar en un atuendo para ponerte.


El tipo de amor al que si alguna vez abandonas, pasarás el resto de tu vida suspirando por él preguntándote qué salió mal y lamentándote de los errores que cometiste.


Los vaqueros funcionan para todos: cualquier persona de cualquier edad puede ponerse un par y no se sentirá demasiado joven o demasiado vieja, todo dependiendo del corte que elija.


Funcionan para casi todas las ocasiones cuando se diseñan correctamente. Proporcionan la base definitiva para los atuendos del día a la noche. Y, al acercarse la primavera, proporcionan el complemento perfecto para la transición a los meses más cálidos.


¿Quién necesita alguna otra prenda de vestir en su armario cuando tiene una colección sólida de vaqueros y algunas camisetas bonitas?


No vamos a fingir que ¡Ánimo, valiente! es una revelación sobre nuevas formas de usar unos vaqueros, no seremos tan osados.


Para nosotros, el objetivo de los vaqueros es que no requieren esfuerzo y se adaptan a tu armario.


Los usas porque sabes que se te ve bien y ni siquiera tienes que pensar en tratar de que se te vea bien.


Para la primavera, por ejemplo, es muy probable que tu uniforme se base en camisetas con eslogan y vaqueros, una combinación totalmente perfecta para casi cualquier ocasión que no podría hacerte sentir más tú. 


Así que aquí está nuestra petición:


No les digas adiós.


No los tires a la basura como un trapo.


Han sido tu mejor amigo durante etapas memorables de tu vida.


Te han acompañado en tu camino. En esa primera vez en todo.


Te han ayudado a solventar más de un problema.


Los has estrujado, cortado, teñido, machacado, parcheado…


No se lo merecen.


¡REUTILÍZALOS!



¡Ánimo, valiente!


... no es solamente una canción del grupo León Benavente. ¡Ánimo, valiente! es también una casualidad: una firma de moda nacida tras el pretexto de un encargo que nunca llegó a materializarse; de esos para los que no hay presupuesto y agudizan el ingenio.

Y tras el nombre de canción y los tejidos se encuentra Succubus a las manos, las máquinas y las bambalinas. Una creatóloga que se formó para esto de los tejidos en m.CLASS moda centro, pero que siempre ha combinado las tijeras con la cámara de fotos. Comenzó su andadura en el equipo de diseño de Converse y desde ahí ya no ha parado. Se ha seguido formando en moulage y más técnicas con Jose Carlos Herrera y con Javier Martín Galán, por ejemplo, tiene un máster en Gestión y Dirección de Empresas de Moda realizado en LCI Barcelona (la antigua Felicidad Duce), ha formado parte del equipo técnico de acabados y control de calidad en Boris Bidjan Saberi, gestiona mil esquinas, un espacio donde se realizan formaciones de grandes profesionales... Y se mete en todos los fregados que encuentra.


(Haz click aquí y echa un vistazo a su perfil en LinkedIn).



Desde 2014 dirige esta firma de vaquero reutilizado realizando piezas a mano, dando nueva vida a prendas descartadas que incluso consiguieron llamar la atención en el COP21 de París. En ¡Ánimo, valiente! se realizan piezas exclusivas, de manera transparente, para toda una vida más... y las que vengan.


PORQUE EL DENIM MUEVE EL MUNDO.




email: info@animovaliente.com


PD: Suscríbete al a lista de correo haciendo click aquí y te mantendremos al corriente de todas las novedades... e igual de más cosas que nos vayan sucediendo, por qué no.